Nuestras historias

En PETALES Nuestras historias son “muchas historias que contar”, son también “déjate de historias” cuando lo que pasa nos supera o “no me cuentes más historias” cuando lo que leemos o vemos no refleja, e incluso distorsiona, nuestra realidad. Nuestras historias son a veces sentimientos, opiniones, análisis de una situación, un relato de hechos que ocurrieron o nuestra propia mirada sobre ellos. O también lo que debía ser pero no nunca fue. La esperanza de lo que será. Nuestras historias somos nosotros y nosotras.

 

 

 

Nuestras historias

El poder de la tribu

El poder de la tribu Hace un año, estábamos aislados en nuestra familia con los nuestros y nuestro sufrimiento, único e incomprendido sufrimiento. Hoy estamos aquí, compartiendo las tristezas los miedos y los fantasmas mas íntimos. Las tribus tienen el poder de...

¿Les damos una oportunidad?

¿Les damos una oportunidad? Algo extraño ocurre cada vez que les damos a estos chavales una oportunidad de ser ellos mismos sin juzgarlos. De repente, sus conductas obstativas o desajustadas se atemperan o desaparecen, y comienzan a funcionar sorprendentemente...

Estar ya es mucho

Muchas cosas que hacen nuestros hijos son porque no pueden pensarlas.  No pueden contener el miedo, el sufrimiento, y hacen cosas: insultan, agreden, se lesionan, escapan... Estar ya es mucho Y producen un impacto en nosotros enorme, que tenemos que digerir,...

NECESITO ENCONTRAR A ALGUIEN

Necesito encontrar a alguien en quien confíe lo suficiente para permitirle caminar a mi lado. Alguien que pueda sostener firmemente mis sentimientos y me ayude a escuchar los dolorosos mensajes que surgen de mi interior. Alguien que no tenga miedo de mi terror y...

El poder de la tribu

El poder de la tribu Hace un año, estábamos aislados en nuestra familia con los nuestros y nuestro sufrimiento, único e incomprendido sufrimiento. Hoy estamos aquí, compartiendo las tristezas los miedos y los fantasmas mas íntimos. Las tribus tienen el poder de...

Estar ya es mucho

Muchas cosas que hacen nuestros hijos son porque no pueden pensarlas.  No pueden contener el miedo, el sufrimiento, y hacen cosas: insultan, agreden, se lesionan, escapan... Estar ya es mucho Y producen un impacto en nosotros enorme, que tenemos que digerir,...