El desafío de cuidar y acompañar a niños y jóvenes traumatizados

Redacción PETALES

Equipo de redacción de Petales España.
Cuidar y acompañar a niños y jóvenes traumatizados es la misión de  madres y padres en la adopción y/o el acogimiento. Entendemos la adopción/acogimiento como una respuesta a bebés y menores abandonados, o que han perdido a sus cuidadores principales y la familia extensa no puede acogerlos y cuidarles. Las familias adoptivas y de acogida  jugamos un papel  que puede servir para reparar daños y heridas y acompañarles en su desarrollo  físico y mental. Pero también,  lamentablemente, podemos recrudecer  el  dolor,  agravar su daño, hacer que se sientan desamparados e  incomprendidos,  en definitiva  volverles a traumatizar.

La crianza aparte de apasionante, es  una asignatura difícil de superar con nota, y fácil de suspender cuando  el desafío es criar almas dolidas  y algunas profundamente heridas que se han hallado en la más absoluta indefensión

cuidar y acompañar

Agradecemos a la organización del I Congreso Internacional del Trauma Psicológico https://cursosparcuve.es/collections/congreso-internacional-del-trauma-psicologico celebrado los días 2 y 3 de Octubre que nos invitara a participar en la Mesa Redonda “De la Adopción a la Resiliencia”. PETALES tuvo la ocasión de explicar cuál ha sido la experiencia y evolución de las familias desde nuestro comienzo y qué acciones de soporte y apoyo específico estamos estableciendo.

La experiencia de PETALES

 PETALES  lo formamos una gran variedad de familias: adoptantes, de acogida, biológicas, con uno o varios hijos. Familias de  todas las fórmulas posibles. El rango de edad de los hijos/as está entre los 7 y 30 años. Nuestra experiencia nos indica que los daños y heridas de la adversidad temprana acompañan toda la vida. La consecuencia es que las personas que lo han sufrido tienen problemas de salud física y mental.

No existe un patrón único, todos nuestros chicos y chicas tienen expresiones diferentes de los daños producidos por la Adversidad Temprana. Pero en general presentan:

  • Dificultades de aprendizaje (memoria, conceptos abstractos …) y un aprendizaje no lineal
  • Trastornos del lenguaje
  • Alteraciones de conducta
  • Dificultades para la vinculación afectiva y la socialización. No confían en nadie
  • Retraso madurativo
  • Disarmonía evolutiva

Llegar a un diagnóstico certero es difícil ya que comparten  los síntomas con otras enfermedades o patologías.

El problema no es la adopción y el acogimiento 

 El verdadero problema es el maltrato infantil o la ausencia de buenos tratos. La OMS indica como causas, factores de maltrato:

  • Familias desestructuradas
  • Pobreza, embarazos no deseados o estresantes. Depresión post-parto
  • Consumo de tóxicos y alcohol durante el  embarazo y la lactancia
  • Hospitalización infantil sin contacto con las figuras de apego
  • Cuidadores ausentes, no presentes o atentos (trabajo, tecnología)
  • Incorporación muy temprana de la mujer al mercado laboral después del parto, falta de apoyos en la crianza.

Lo que se está visibilizando en la sociedad puede ser la problemática de niños adoptados, acogidos o institucionalizados, que son la punta de un gran iceberg. Pero hay una realidad debajo del agua enorme, de la que no hay estudios de prevalencia.

 

cuidar y acompañar

 

Sea visible o no, el problema existe y estos chicos y chicas, a causa de  esos malos tratos, están abocados a sufrir un trauma complejo.

El valor de la adopción y el acogimiento está en los cambios epigenéticos que se producen en un entorno adecuado, transmitiéndose, además, a las generaciones venideras y rompiendo la cadena del trauma.

Cómo cuidar y acompañar a niños y jóvenes traumatizados

 Es un esfuerzo conjunto de las familias y la sociedad. Para ello es esencial crear contextos sensibles al trauma: familia, sistema educativo, ocio, empresa, sistema sanitario, etc.

De manera más específica, dentro de la propia familia lo que sabemos que funciona es cambiar nuestra forma de actuar:

  • Aprender y conocer sobre la adversidad temprana y sus consecuencias
  • Aceptar y entender a nuestros hijos y la situación en la que vivimos
  • El trabajo interno de cada madre y padre resolviendo traumas y patrones de apego propios. Revisar nuestras creencias sobre educación, desaprender patrones tradiciones
  • Relativizar y priorizar
  • Los autocuidados

Pero con eso no basta, es necesario que desde la sociedad se establezcan recursos apropiados y específicos:

  • Sistemas de detección temprana de patologías por Adversidad Temprana
  • Un protocolo específico en adopción/acogimiento.
  • Información, formación y evaluación de competencias de los padres y madres. Para una crianza terapéutica es necesario que las madres y  padres  estén bien  informados, formados y se evalúen sus competencias. Es  imprescindible  un acompañamiento pre- y post- adoptivo
  • Profesionales de todos los ámbitos: sanidad, educación, servicios sociales, sistema judicial, etc… informados y formados en adversidad temprana, trauma complejo  y sus consecuencias
  • Tratamiento gratuito, continuado y especializado en Atención Temprana

Creando soluciones

 La realidad con la que convivimos las familias de PETALES España es que desde la administración contamos con recursos precarios y no especializados. Desde el sector privado los recursos específicos son escasos, dispersos y caros, muchas veces inaccesibles.

A las familias les preocupa no ser capaces de afrontar unos acontecimientos que se mueven a un ritmo vertiginoso.

 Por todo ello en PETALES España hemos puesto en marcha un Plan B que tiene como objetivo generar estructuras formadas y capacitadas  para atender y cambiar los efectos de la Adversidad Temprana.

Actualmente dedicamos nuestro esfuerzo nuestro trabajo está enfocado en la creación de recursos de proximidad y la búsqueda de soluciones personalizadas acordes con las necesidades de los chicos y chicas y sus familias.

 

Mas informacion¿Sabemos cómo actuar con nuestro hijo o hija?

Adversidad Temprana y Mayoría de edad ¿La emancipación?

Adversidad Temprana: Un cambio de MIRADA

Quizás también te interese leer…

Compartir

Comparte este contenido en tus redes